TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 14 de septiembre de 2017

La elección final



  • Autor: Gennifer Albin
  • ISBN: 9789588883823
  • Editorial Alfaguara
  • Año: 2015
  • 340 págs.
  • Las tejedoras de destinos #3
  • Precio: 13.10€





Las cosas están cambiando tras los muros del Conventry y nuevas conspiraciones comienzan a tejerse en sus intrincados pasillos. Cuando Adelice regresa a Arras, pronto comprende que algo despreciable y oscuro ha tomado el control sobre el mundo y que Cormac Patton la necesita para restablecer el orden. Sin embargo, la paz exige un precio demasiado alto. Mientras la Corporación sigue manipulando a los ciudadanos de Arras, Adelice descubre que no está sola, y que deberá olvidar el pasado para luchar por la salvación de su mundo.


Ya sabéis que en España cambiaron de repente el aspecto del segundo y el tercer libro, y he luchado contra viento y marea para tenerlos todos con la misma edición (sí, llamadme superficial)  Mi tiempo me ha costado (y dinero), pero ya tengo la trilogía completa. ¡Qué preciosidad! El primero es de España, el segundo llegó de México y el tercero viene de Colombia. ¡Toma diversidad!

Sé que muchos lectores se echan para atrás a la hora de leer libros en latinoamericano (antes yo era una de ellos) porque utilizan diferentes palabras que al principio te chocan y te sacan de la lectura; esto lo noté bastante con Entre dos mundos. Sin embargo, en La elección final hubo poquísimas palabras que me dejaran descolocada, de hecho, hice una breve lista con ellas: Charola (bandeja), Saco (chaqueta), Corbata de moño (pajarita), Guantes de satín (de satén), Amarrar/Jalar (agarrar), Chamarra (abrigo), Asuela (asolar). Me parecieron muy curiosas estas palabras. Además, este libro está hecho con papel reciclado. A la mayoría de la gente le molesta que las páginas no sean de un blanco cegador, pero a mi me gusta saber que uno de mis libros ha contribuido a hacer del mundo un poquito menos asqueroso.



En cuanto a la trama, agradezco mucho que la autora haya incluido en el primer capítulo un breve resumen de lo más importante de los anteriores. Porque después de dos años de pausa, apenas me acordaba de lo enrevesada que era la trama y había olvidado lo mucho que me gusta el carácter de Adelice. También me gusta el estilo de la autora a la hora de describir sensaciones y emociones, no tanto en las descripciones físicas, que son demasiado escuetas. No estarían mal saber más detalles de las habitaciones y pasillos, de los trajes y vestidos, saber de qué color es la ropa de Adelice o qué peinado lleva... Esos detalles que completan una lectura.

La trama empieza siendo entretenida, remontando poco a poco la apatía e indiferencia con las que me dejó Entre dos mundos. Sin embargo, en la segunda mitad del libro el ritmo vuelve a decaer cuando aparecen otra vez en escena los rebeldes. ¡Qué pereza! Es evidente la evolución de Adelice, aunque no lo suficiente porque aún la manejan a su antojo. Tiene habilidades nuevas que piensa usar para salvar a todos, pero a la hora de la verdad no hace nada. Al menos tiene carácter y trata de resistirse a Cormac, un hombre despreciable y bastante cuadriculado que no atiende a razones.

En mi opinión el final es predecible, pero algo confuso porque se quedan cosas en el aire. SPOILER Nos dicen que Erik muere y Adelice se queda destrozada, sin embargo, con la última frase tengo la impresión de que quien realmente muere es Jost y Erik se queda con su aspecto físico, pero no sé con qué fin. ¿Para que Sebrina tuviera un padre? FIN SPOILER

El primer libro me encantó, pero la trama ha ido decayendo conforme avanzaba la trama y, aunque La elección final es un cierre decente, no ha conseguido que la trilogía se convierta en una de mis favoritas. A pesar de lo mucho que prometía Las tejedoras de destinos, siendo un inicio original y diferente, se nota que la autora no sabía por dónde continuar y decidió seguir los pasos del resto de distopías. Me da mucha rabia que desaprovechara toda esa originalidad para acabar escribiendo otra versión más de Los juegos del hambre. Todo por no querer arriesgar, por tener miedo de seguir una corriente diferente a la moda. 
Adelice tenía todos los ingredientes para ser una protagonista rompedora y se ha quedado en una simple Katniss 2.0 (y ni eso) ¿Sabéis qué final me hubiera dejado con la boca abierta? Que Adelice fuera un lobo con piel de cordero, que engañara a todo el mundo para, en realidad, convertirse en la nueva dueña de todo Arras y de la Tierra. Nadie habría esperado un desenlace así.

Del mismo modo que ya me despedí de los libros ambientados en el instituto, estoy empezando a plantearme si debería hacer lo mismo con las distopías juveniles. He leído más o menos de todo (unas muy buenas y otras no tanto) y me he dado cuenta de que, salvo algunas excepciones, empiezan a seguir siempre los mismos patrones. Aún así, esta trilogía ha cumplido la función de entretener. Me apetecía algo más relajado y ha sido una buena distracción. Los capítulos son muy cortos y ágiles, dando la sensación de que las páginas pasan volando.

Saludos ;)

No hay comentarios: