TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 21 de julio de 2016

Harry Potter y las reliquias de la muerte



  • Autor: J.K. Rowling
  • ISBN: 978-84-9838-6370
  • Editorial Salamandra
  • Año: 2015
  • 640 págs.
  • Saga Harry Potter #7
  • Precio: 19€




La fecha crucial se acerca y el anunciado combate a muerte con Voldemort es inminente. Cuando cumpla los diecisiete años, Harry perderá el encantamiento protector que lo mantiene a salvo, y la misión de encontrar y destruir los Horrocruxes restantes es más urgente que nunca. Ha llegado el momento de tomar las decisiones más difíciles. Harry debe abandonar la calidez y seguridad de La Madriguera para emprender sin miedo ni vacilaciones el inexorable sendero trazado para él. Consciente de lo mucho que está en juego, sólo dentro de sí mismo encontrará la fuerza que lo impulsará en la vertiginosa carrera hacia un destino desconocido.



Todos estuvimos esperando este libro con la mayor de las impaciencias. Tanto fue así, que recuerdo buscar por Internet alguna versión traducida por fans cuando el libro aún no estaba en castellano (no la encontré, claro), así que me tocó esperar como al resto. Precisamente por la impaciencia de los fans y las prisas de la editorial, estoy convencida de que la autora tuvo mucha presión y escribió este libro más rápido de lo que debería y sin dedicarle el tiempo que merecía.

Para ser el último, me decepcionó encontrar páginas y páginas de relleno, sobretodo en los capítulos relacionados con la huida por el bosque. Le falta chispa y hasta la mitad del libro no se pone interesante. A partir de ahí es cuando consigue enganchar de verdad. 
Por supuesto, tenemos un libro totalmente distinto. Cuenta con más acción y lugares nuevos, ya no hay clases ni salidas a hurtadillas por la noche. Además, es estupendo descubrir que los detalles y conversaciones que no parecían importantes en los anteriores libros, enlazan perfectamente con los acontecimientos que se van desarrollando.
Aquí comprobamos cómo los personajes terminan de madurar. Luchan, viven y mueren; nadie es imprescindible y el terror campa a sus anchas. Es una auténtica caza de brujas cuyas víctimas son los muggles y magos "non gratos".

Todo lo relacionado con los Horrocruxes y la fábula de los tres hermanos me encantó, pero considero que es una trama muy importante y con mucho peso como para haberla usado sólo en el último libro. Si Rowling ya tenía planeado el final desde que escribió La piedra filosofal (tal y como afirmó en una entrevista), no entiendo por qué no empezó a introducir el tema de los Horrocruxes desde, por ejemplo, El prisionero de Azkaban. Así habríamos tenido varios libros para ver la evolución de la búsqueda y no habría sido un "aquí te pillo, aquí te mato" porque, seamos sinceros, la búsqueda en la mayor parte del séptimo libro se hace lenta y pesada (salvando las escenas de acción) porque tienen que estar de un lado para otro sin ningún orden. En cambio, si se hubiera alternado esta búsqueda con las tramas principales de cada uno de los libros de la saga, habría sido mucho más ameno y acertado.

La batalla final fue lo mejor de todo el libro. Sé que suena cruel lo que voy a decir pero adoro que un elemento tan querido y perfecto como es la escuela Hogwarts, acabe destrozado hasta los cimientos. Me pareció el símbolo perfecto de la convulsión que estaba sufriendo el mundo mágico y que, para acabar con la amenaza de Voldemort, era necesario arrasar con todo y resurgir de los escombros. Ahora terminaréis de odiarme cuando os diga que yo habría matado a Harry. Considero que, tal y como ha evolucionado la saga, ese final habría encajado a la perfección. Y, como es lógico, el epílogo me pareció demasiado perfecto y azucarado, escrito únicamente para contentar a todos, aunque me gusta que no deje cabos sueltos.

A pesar de sus cosillas malas, han tenido más peso los aspectos positivos y la lectura se ha convertido en una de las mejores de la saga. Con este libro he cerrado uno de los capítulos más tiernos de mi infancia y adolescencia. Para mí la historia de Harry está totalmente cerrada. Si más adelante la autora quiere seguir explorando el mundo mágico de la mano del hijo/nieto/quien-sea de alguno de los protagonistas, será bienvenido siempre y cuando ella lo escriba personalmente, sin colaboraciones de otras personas. Imagino que ya sabéis a lo que me refiero...

Saludos ;)