TRADUCTOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!

¡¡Sorteo 6º Aniversario!!
Hasta el 11 de Enero de 2018

jueves, 4 de febrero de 2016

La reina roja




  • Autor: Victoria Aveyard
  • ISBN: 978-84-9441-1021
  • Editorial Océano
  • Año: 2015
  • 469 págs.
  • Reina Roja #1
  • Precio: 16.95€


En una sociedad dividida por el color de la sangre, los Rojos luchan por sobrevivir bajo la sombra de los Plateados, unos terribles humanos con poderes que les permiten controlar el mundo a su antojo. Mare es una chica de sangre roja que vive realizando pequeños robos y descubre que tiene también poderes especiales, lo que la convierte en una anomalía que llama la atención del mismísimo rey. Una vez en la corte de plata, Mare descubrirá que el poder y la traición forman parte de un juego muy peligroso.



¡La portada es preciosa! Me encanta que sea metalizada y tan suave al tacto, y por dentro la edición también es muy bonita, esta vez sí se lo han currado. Cuando fui a mi librería y encontré un ejemplar plastificado, lo agarré al instante. Empezar un libro mola mucho más cuando sabes que eres la única persona que lo ha tocado.

En líneas generales, la historia es bastante original, aunque luego cae en tópicos muy comunes, lo que en ocasiones puede aburrir al lector; el libro se encuentra constantemente en la delgada línea que separa lo predecible de lo sorprendente. Las escenas de acción están muy bien y levantan el ánimo gracias a su ritmo frenético y la gran diversidad de poderes especiales. Pero a partir del capítulo 22 más o menos, la historia se vuelve un poco pesada y estaba deseando que pasara algo interesante porque los pensamientos tan melodramáticos de la protagonista me estaban crispando los nervios.

En cuanto a los personajes, son bastante planos y no destacan por nada especial, ninguno me cayó ni bien ni mal. En un principio, Mare me gustó como protagonista porque parecía fuerte e independiente, pero poco a poco cambia y se vuelve aburrida; una más del montón. Y mira que estoy harta de los triángulos amorosos (estaba segura de que habría otro en este libro), pero el cuarteto que se forma me ha sorprendido; no me lo esperaba.

La forma de narrar es como en la mayoría de libros juveniles: simple y fluida, con un lenguaje llano y nada rebuscado para una lectura rápida. Me gusta que en mitad de una explicación o de una descripción se cuelen los pensamientos de la protagonista, le da más realismo y dinamismo a la lectura. Aunque sigo sin entender (y no es el primer libro donde lo veo) por qué algunas palabras están escritas en cursiva en medio de un diálogo o una descripción. Que alguien me lo explique.

A pesar de la mejoría en cuanto a la traducción, la Editorial Océano aún tiene que seguir trabajando porque he pescado a lo largo de la lectura algunos "ustedes" que no deberían estar ahí y el uso incorrecto de varios verbos. Imagino que otra vez compraron la versión latinoamericana e intentaron modificarla para venderla en España. También encontré muchísimas erratas: ausencia de tildes, comas, guiones en los diálogos, palabras mal escritas o frases incompletas... Todos sabemos que ninguna editorial se libra de estos fallos, pero este libro excede el número normal de erratas. 

Aunque La reina roja me ha parecido un libro entretenido y destacable, no es tan maravilloso como aseguraban la mayoría de reseñas. Quiero dedicarle un gran aplauso al encargado de la campaña de publicidad porque ha logrado venderlo disfrazándolo como el gran bombazo de este año (y no lo es) Es un buen libro para pasar el rato y romper con la rutina, pero han sido las numerosas erratas, la abundancia de tópicos, su ritmo inestable y la ausencia de unos personajes fuertes y convincentes lo que han hecho que no me emocionara demasiado la lectura.

Saludos ;)

2 comentarios:

Espe dijo...

Tengo cada vez más ganas de leerlo ^^ gracias por la reseña.
Un beso

Isabel dijo...

Yo también publiqué hace pocos días la reseña y coincido en todo contigo. Me pareció bastante flojo. Besos